Asociación Colombiana contra la Depresión y el Pánico

Terapia vs Medicación

Lo que pueden y no pueden hacer.

Photo by Kate Hliznitsova on Unsplash

El debate más discutido entre psicólogos y psiquiatras que ha trascendido a cientos de documentos es planteado con una pregunta: ¿Terapia o medicación? Desde aproximadamente 1919, ha habido documentos en los que los especialistas han discutido entre la decisión de que tratamiento era más efectivo para los soldados que llegaban a casa después de la guerra con una extraña enfermedad que implicaba terrores nocturnos, angustia persistente y alucinaciones. Se le denominó Shellsock (Ahora conocido como síndrome de estrés postraumático) y la exhaustiva investigación, no solo para saber que tratamiento era más efectivo para este síndrome, si no para saber que tratamiento era el más eficaz para todas las enfermedades mentales, no cesó: De hecho, continuó siendo uno de los temas más controvertidos.

Sin embargo, en las últimas décadas han llegado a una conclusión un tanto insatisfactoria para los radicales: La eficacia de la medicación o de la terapia. dependen del paciente y de sus síntomas.

Así es: La mayoría de las enfermedades mentales pueden tener una evolución positiva con una de las dos opciones. En algunos casos hay condiciones como la esquizofrenia, los desórdenes de personalidad múltiple y el trastorno bipolar en los que en la mayoría de sus casos deben tener tratamiento farmacológico necesariamente junto con la psicoterapia.

Aun así, cada persona es diferente y cada mente es igual de única que tú, es por ello que para determinar cuál o cuáles tratamientos debes tomar, tienes que consultarlo con tu especialista más cercano. Sin embargo, mencionaremos algunas cosas que pueden y no pueden hacer ambos tratamientos para que desarrolles una perspectiva más abierta.

MEDICAMENTOS:

Photo by Christina Victoria Craft on Unsplash

Lo que pueden hacer.

Controlar y eliminar los síntomas físicos y neurológicos de las enfermedades: Por ejemplo, pueden eliminar los temblores, taquicardia, estado de alerta persistente y la sensación de inseguridad en la ansiedad. Las alucinaciones y delirios en la esquizofrenia, ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­o los episodios de tristeza, llanto y sensación de vacío en la depresión.

Estabilizar al cerebro y conexiones neuronales: Las enfermedades pueden provocar desequilibrios y cambios en sus procesos bioquímicos y neuronales. Los medicamentos pueden corregir y estabilizar estos procesos, haciendo una mejoría en el paciente.

Lo que no pueden hacer:

  • Ayudar al paciente a aceptar su enfermedad o a mejorar a nivel interno o personal: Los medicamentos ayudan con los síntomas físicos, más no con los psicológicos que pueden tener una gran repercusión en su entorno y vida personal.
  • Mejorar sus relaciones con su familia y entorno: Las enfermedades

mentales pueden distorsionar su entorno familiar, laboral y de pareja. Sin embargo, la medicación, claramente, solo puede beneficiar al paciente sin tomar en cuenta los otros factores que pueden agravar o aminorar la enfermedad.

PSICOTERAPIA

Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

Lo que puede hacer:

Ayudar a eliminar y controlar los síntomas psicológicos de las enfermedades: Encontrar la causa de la depresión y de la ansiedad, ayudar al paciente a comprender términos como la empatía, descubrir traumas y solucionarlos, ayudarlo a comprender las diferencias y límites entre las alucinaciones y la realidad. También el control de impulsos y la canalización y expresión de las emociones son grandes avances que la psicoterapia puede lograr en el paciente.

Ayudar a su familia y entorno: La terapia puede ayudar a reestructurar la vida de la persona. Informando a su pareja, amigos y familiares. Y a formar un ambiente positivo son algunas de sus funciones.

Lo que no puede hacer.

  • Controlar los síntomas físicos de la enfermedad: No puede disminuir los síntomas o eliminarlos. Aunque puede controlarlos enseñándole al paciente estrategias de respiración, por ejemplo. En casos como la ansiedad y la depresión es beneficioso.
  • Estabilizar el cerebro y conexiones neuronales: Las enfermedades mentales afectan al cerebro, a sus hormonas y a sus conexiones neuronales. Los medicamentos pueden reestablecer el balance, mejorando al paciente. Mientras que la terapia no.

¿Cuál es mejor?

Por lo general, no puedes tratar una enfermedad solo consumiendo medicamentos y esperando los resultados. Tampoco puedes tratar una enfermedad con la sintomatología física que puede deteriorar al paciente, solo con la terapia. Por lo cual la respuesta es simple: Ninguno de los dos es mejor que el otro.

La mayoría de especialistas académicos aseguran que:

“Para tener una atención de la salud mental óptima, se deben eliminar dos cosas. Los estigmas sociales y la rivalidad entre psicólogos, terapeutas y psiquiatras”

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *